“La Dama de Hierro” . . . .